Embutidos característicos de Asturias (Parte I) | La Madreña
16930
single,single-post,postid-16930,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-6.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive
 

Embutidos más característicos de Asturias (Parte I)

embutidos-madrena

31 may Embutidos más característicos de Asturias (Parte I)

La gastronomía asturiana cuenta con algunos de los mejores embutidos. Y es que, la carne es uno de los alimentos principales en su cocina. Por eso, en La Madreña queremos presentarte cuáles son algunos de los embutidos más característicos de Asturias. Debido a su gran número, hemos decidido hacerlo en dos partes, por lo que hoy sólo veremos una parte de ellos.

Chorizo asturiano

Elaborado habitualmente con carne de cerdo y tocino, sal, pimentón dulce y picante, orégano y ajo. La mezcla se deja madurar alrededor de 12 horas y se embute en tripa. Su curación dura entre 15 días y varios meses. Una de sus características principales es el ahumado, que suele hacerse quemando madera de roble.

Morcilla asturiana

Elaborada a partir de sangre de cerdo, cebolla, tocino, pimentón, ajo y sal es embutida en tripa natural y, como ocurre con los chorizos, ahumada quemando leña de roble. Existen variedades ‘blancas’ que no emplean sangre, sobre todo en la zona suroccidental del Principado.

Pantruque

Este embutido en forma de rollo lleva como ingredientes en su interior tocino, cebolla, harina de maíz, huevo batido, sal pimentón, ajo y perejil. Su aspecto es similar al de la morcilla.

Moscancia

Algunas crónicas datan su origen en 1799. Es una especie de morcilla fresca elaborada con poca sangre. Se diferencia de la morcilla típica asturiana en que entre sus ingredientes cuenta con el sebo de vacuno o de cordero, dándole un aromo distintivo. Se suele consumir cocida acompañando al cocido de garbanzos, potes, fabadas o lentejas.

Sabadiego

Es una especie de longaniza elaborada con magro de cerdo, tocino, sangre, cebolla, pimentón, sal ajo y especias. Este embutido se consume frito en la sartén, a la parrilla, al horno o como acompañante de cocidos y potes. Es elaborado especialmente en la zona centro de Asturias.

Longaniza de Avilés

Es una marca registrada de Embutidos Vallina. Se empezó a elaborar en los años setenta a raíz de la llegada a la fábrica que la comercializaba de un trabajador alemán que introdujo la preparación y que se combinó con las técnicas de la cocina asturiana.

Estos son sólo algunos de los embutidos característicos de Asturias. El resto los podrás ver en el siguiente post, en el que volveremos a repasar algunos de los embutidos icónicos del Principado.

Si te han entrado ganas de comer, serás bienvenido en La Madreña para degustar alguno de nuestros platos, y si vienes acompañado, que mejor que probar nuestra seña de identidad y mejor carne: El cachopo.