Las 5 fabadas más solicitadas de Asturias | La Madreña
16881
single,single-post,postid-16881,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-6.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive
 

Las 5 fabadas más solicitadas de Asturias

fabadas-mas-solicitadas

11 abr Las 5 fabadas más solicitadas de Asturias

En La Madreña podemos encontrar diferentes platos de la gastronomía asturiana, elaborados cada uno de ellos de manera tradicional para acercar a Madrid lo sabores del Principado.

Entre las propuestas que ofrece nuestra carta no faltan las fabadas, uno de los platos que más representa a Asturias y que es una de las especialidades del local. Por ello, hoy te presentamos las 5 fabadas más solicitadas de Asturias.

Fabes con boletus y langostinos

Las fabes con boletus y langostinos es uno de los platos que, según los comensales, es una delicia.

Tras pasar medio día en remojo, las fabes se ponen a cocer a fuego lento en el caldo de las cáscaras de los langostinos, preparado previamente junto a zanahoria y puerro.

En otra sartén se elaboran los boletus, que se incorporan en daditos pequeños después de calentar la cebolla picada. Se flambea con ron, y una vez que reduce el jugo, se echan a las fabes cuando estas estén casi listas.

Por otro lado, se preparan los langostinos, los cuales se elaboran en otra sartén donde previamente se doran un par de dientes de ajo laminados. Una vez hechos los langostinos, se añaden a las fabes y ya estaría listo.

Fabes con pixín

Para empezar a elaborar las fabes con pixín, primero se cuecen las fabes en el propio agua donde se ponen a remojo y, cuando empiezan a hervir, se le añade cebolla picada, una hoja de laurel y un chorrito de aceite, dejando que termine de cocer durante tres horas aproximadamente.

Para preparar el pixín, primero, en una sartén doramos cuatro dientes de ajo picados de manera muy fina, para añadir después perejil (picado también muy fino), una cucharada de harina, vino blanco, caldo de pescado y el pixín troceado.

Un vuelta y vuelta para incorporar después la segunda elaboración con las fabes, para dejarlo cocer todo junto durante diez minutos y así finalizar las fabes.

Fabes con pitu de caleya

Una receta asturiana por excelencia son las fabes con pitu de caleya, o pollo de corral. Una mezcla de sabores que no podemos dejar pasar si visitamos La Madreña.

Las alubias, como siempre, estarán en remojo para empezar a prepararlas al día siguiente junto con ajo y sal en una cazuela durante media hora, más o menos. Por otro lado, el pitu, se dora en la sartén, en la cual se añade, una vez retirado el pitu, un sofrito de cebolla y pimiento.

En una olla aparte, se coloca ya el sofrito de verduras junto con el pitu, acompañado de una copa de vino blanco, durante al menos una hora. Una vez la carne está lista, se separa de las verduras y se desmiga. La preparación finaliza añadiendo el pitu desmigado a las alubias y las verduras trituradas.

Fabes con atún de la Almadraba

Otra de las variedades de fabes que ofrece la carta de La Madreña son las acompañadas por atún rojo de la “Almadraba”, un tipo de pesca milenaria y artesanal.

Este tipo de fabes comienza con un sofrito de cebolla, ajo y pimiento, con sal y pimienta que se cocina durante unos diez minutos. Pasado ese tiempo, se añaden las alubias, dejando cocer otros diez minutos a fuego lento junto al caldo.

Concluidos los diez minutos, se añade el atún, y se hierve lentamente unos cinco minutos hasta que el atún esté tierno.

Fabada tradicional con su compango

No podía faltar en La Madreña la fabada tradicional por excelencia, acompañada de chorizo, morcilla y tocino ahumado, conjunto al que se denomina compango.

Las fabes se calientan a fuego lento hasta que rompen a hervir, que es entonces cuando se añade el embutido, así como la cebolla, colocándolo en la parte superior para evitar que se rompa la carne.

Una cocción lenta durante dos horas, en las que progresivamente se va añadiendo agua fría en un par de ocasiones, para lograr que cuezan más uniformes.

Una vez comprobado el nivel de sal, sólo hay que dejar reposar una hora y la fabada tradicional ya está lista para ser servida.

Y hasta aquí el repaso por las fabadas que no podemos dejar escapar en La Madreña para poder sentirnos más cerca de Asturias.