El origen de la sidra se remonta a tiempos prehistóricos, en los que se empezaba a consumir el mosto de manzana. Aunque ha evolucionado continuamente durante todo este tiempo por las características de la materia prima y de los distintos procesos de producción, la sidra como la conocemos hoy día la podemos contextualizar a partir de la antigua Grecia, donde era conocida como sikera. Más adelante, en su llegada a Asturias comenzó a pronunciarse como sizra, y posteriormente como sidra. En la actualidad, el consumo de la sidra en Asturias oscila entre 50 y 55 litros por persona/año, considerándose todo un símbolo de la identidad asturiana.

Curiosidades sobre la sidra asturiana

La sidra asturiana es una bebida natural que cuenta con la particularidad de ser la única bebida que se escancia en el mundo. Como hemos comentado en anteriores ocasiones, de entre todas las propiedades de la sidra, debemos destacar aquellos beneficios naturales en su consumo, gracias a que esta bebida de baja graduación alcohólica se obtiene básicamente de la fermentación del zumo de manzana. En este contexto, encontramos diferentes tipos de sidras dentro de la Denominación de Origen Protegida (DOP): Por un lado, encontramos la Sidra Natural Tradicional, cuyas características fundamentales es su color amarillento, su relativa transparencia. Además, esta variedad no está filtrada y necesita ser escanciada para su consumo.

Por otro lado, encontramos la Sidra Espumosa, cuya característica fundamental es que su nivel de carbónico se debe a su propia fermentación, lo que le aporta un sabor seco. Seguidamente, la Sidra Brut se elabora de forma parecida a otras bebidas con técnicas de producción tradicional como el champagne, con la única diferencia de que la materia prima es el zumo de manzana.

La Sidra de Hielo, como su propio nombre indica, se elabora a partir de manzanas congeladas, cuyo proceso de producción requiere un control preciso de las temperaturas para garantizar la calidad del resultado final. En contraposición, la variedad de la Sidra Dulce, es la que se obtiene al exprimir las manzanas, y cuenta con la particularidad de ser consumida con castañas asadas.

Por último, encontramos la Sidra Natural Nueva Expresión, cuyo proceso de producción se basa en 22 variedades diferentes de manzanas fermentadas, y se caracteriza también por no necesitar escanciado para su consumo. A pesar de ello, y como hemos comentado anteriormente, la sidra asturiana es la única que se escancia en el mundo, es decir, se sirve con el brazo erguido con el objetivo de que la sidra caiga desde una altura considerable para conseguir que rompa en forma de espuma al llegar al vaso, sujetado con la mano izquierda. Tras ello, la sidra está preparada para ser consumida de un trago, o el culin de sidra, como se conoce

Cómo servir la sidra asturiana 

Lo que más llama la atención a la hora es escanciar sidra, es cómo podemos ser capaces de escanciar sin manchar, resultando bastante complicado para aquellos que no han tenido oportunidad de hacerlo antes. En este sentido, nuestro consejo principal es adoptar una postura corporal recta, que no rígida: facilitará el proceso y nos hará disfrutar más del escanciado.Seguidamente, elevar el brazo derecho con la botella por encima de la cabeza, mientras el izquierdo que sujeta el vaso ha de estar estirado hacia abajo y en el centro del cuerpo. Una vez comenzamos a escanciar, el vaso no ha de moverse de dicha posición, recordando siempre que es el chorro de sidra el que busca el vaso y no al contrario.

Afortunadamente, el consumo de sidra está experimentando en la actualidad notables aumentos, penetrando en otros mercados que se creían copados por otro tipo de bebidas. La mayoría de enólogos coinciden en la importancia de la sidra para compartir, es decir, como complemento ideal para cualquier tipo de reunión. Su sabor, sus propiedades naturales y saludables y su capacidad para ser conservada fácilmente hacen de este producto el ideal para tomarse a diario, pues se puede guardar la sidra en la nevera sin ningún tipo de problema, para ser consumida al día siguiente.

Donde beber sidra asturiana en Madrid

Como restaurante de auténtica cocina asturiana en Madrid, es evidente que desde La Madreña ponemos a disposición de nuestros clientes la mejor sidra. Además de degustar los platos típicos de nuestra gastronomía, te enseñaremos todos los secretos que entraña la sidra, su correcto consumo, escanciado, y las peculiaridades de su sabor. Además, podremos combinar una buena sidra con los platos universales que caracterizan nuestra cultura culinaria; fabada, cachopo, tarta de queso, etc. Sin duda la opción que debes priorizar si buscas un buen restaurante en Madrid con los platos típicos y de mayor calidad de Asturias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies